2023 · Letra Z

Construcción de bancos de semillas y colmenas de abejas

conoce el

Proyecto escogido

Este año, el proyecto escogido para la letra “Z” está relacionado con la seguridad alimentaria y derechos humanos de las poblaciones Pigmeas Baka del sur de Camerún y se llama “Construcción de bancos de semillas y colmenas de abejas”. La ONG que ha presentado este proyecto se llama Zerca y Lejos. Dicha organización trabaja en Camerún desde 2001, desarrollando una intervención multidisciplinar de salud, educación, habitabilidad básica y soberanía alimentaria con un enfoque basado en derechos humanos y autonomía.

A nivel social, existe una fuerte discriminación por parte del imaginario colectivo sobre los pigmeos (flojos, primitivos, etc.) y a su vez, desconocimiento de este pueblo sobre el contexto político y económico en el que viven. Esto se traduce en una falta de representación y participación en la vida política y la violación de sus derechos como ciudadanos cameruneses y como colectivo “indígena”.

El proyecto está enmarcado dentro del Programa de Autonomía y Derechos Humanos de Zerca y Lejos para el pueblo Baka en el sur de Camerún, programa que es conocido por el Delegado de Agricultura de la zona y que garantizará el seguimiento y la sostenibilidad en el tiempo del proyecto.

El desarrollo de las actividades se realiza implicando a los responsables del Ministerio de Asuntos Sociales. Su participación es importante pues de ellos depende la ejecución del “Plan de desarrollo del pueblo pigmeo” en la región y que, además de garantizar otros objetivos, debe garantizar el acceso a la tierra de las comunidades Baka.

En enero de 2023 Zerca y Lejos firmó un acuerdo de colaboración con el Ministerio de Asuntos Sociales reconociendo el interés común en el trabajo por el desarrollo de los grupos sociales e individuos con especial vulnerabilidad.

Contexto y antecedentes

La minoría étnica de los Pigmeos Baka en Camerún vive principalmente en el departamento de Dja-et-Lobo, en el sur del país, lugar de intervención del proyecto, cerca de las fronteras de Gabón y Congo-Brazzaville. Reconocidos como los primeros habitantes de las áreas forestales de África Central, su evolución histórica se produjo al margen de las políticas de sus Estados. Hoy se encuentran sin representación alguna en la vida social y casi excluidos de la organización comunitaria y de sus principales servicios, y sin reconocimiento del derecho al territorio. El pueblo Baka ha tenido tradicionalmente una vida nómada, basada en actividades económicas asociadas a la caza, la pesca y la recolección de frutos silvestres dentro del propio bosque.

Con la intensificación de la protección de la Reserva, este pueblo se vio obligado, por razones de supervivencia, a asentarse poco a poco en áreas habitadas por otros pueblos bantúes, etnia mayoritaria en esta región del país. Estos asentamientos forman barrios marginales en los pueblos de acogida. Generalmente están formados por familias compuestas por treinta a cincuenta personas quienes mantienen con sus anfitriones, los bantúes, una relación de gran desigualdad (a veces hostil) y muchas veces de semi-esclavitud.

A través de estas intervenciones, Zerca y Lejos promueve la participación política de los pigmeos para que puedan defender sus intereses sociales, culturales y políticos. Sus estrategias están destinadas a:

  1. Empoderar a los miembros de las comunidades indígenas y locales (titulares de derechos) para reclamar y ejercer sus derechos humanos
  2. Apoyar la acción de las entidades (titulares de deberes) que tienen la responsabilidad de garantizar, respetar, proteger y cumplir los derechos de las comunidades, incluidos los grupos marginados.

«Hoy se encuentran sin representación alguna en la vida social y casi excluidos de la organización comunitaria y de sus principales servicios, y sin reconocimiento del derecho al territorio»

Justificación del proyecto

El pueblo Baka es el pueblo originario de los grandes bosques húmedos de las cuencas del río Congo. Desde hace medio siglo sufren un proceso de forzoso abandono de su medio tradicional de vida y de sedentarización entre los pueblos vecinos, quedando en una situación de desventaja y marginalidad.

Actualmente el comercio de los productos forestales no maderables propios de estas selvas está en incremento, convirtiéndose este mercado en una potencial ocasión para el pueblo pigmeo Baka, dedicado tradicionalmente a la recolección de productos silvestres.

Las áreas de intervención de los proyectos de “Bancos de semillas” e “Iniciación a la apicultura” pertenecen a los BENGBIS, SOMALOMO y MINTOM. Son proyectos innovadores porque, aun tratándose de actividades tradicionales, son actualmente inexistentes en dichas zonas. 

La apicultura favorece la adquisición de productos de alto valor cultural para la comunidad que afectan directamente a su alimentación. Dichos productos son muy cotizados por los mercados, lo que redunda en la mejora de la economía y diversificación de las fuentes de ingresos. A esto se le une que los bancos de semillas contribuirán de manera efectiva a la actividad apícola, donde se podrá proceder al tratamiento de la miel, siendo también lugares de excelente calidad para su comercialización.

A parte del mercado local, la venta de miel de bosque ya es de interés de asociaciones extranjeras para el fomento de la apicultura en la producción de sus bosques y la lucha contra la caza furtiva, lo que garantiza su comercialización. Los ayuntamientos de Somalomo, Bengbis y Mintom, tienen un programa de acompañamiento a los apicultores de estas localidades en la estrategia de venta y distribución.

Las comunidades Baka habían quedado fuera del programa por no encontrarse registradas como grupos con actividades de producción. Actualmente las cooperativas registradas pueden formar parte de estos grupos de apicultura que se benefician del programa, favoreciendo así la sostenibilidad. 

Los vecinos de las áreas de intervención del proyecto podrían beneficiarse de las posibilidades de los bancos de semillas ya que durante las ventas se podrían desarrollar pequeños negocios paralelos. Además de lo anterior, los bancos de semillas son un escenario ideal para reuniones entre los Baka e incluso con los bantúes para temas comunes. 

La apicultura representa una oportunidad de mejora de la calidad de vida y favorece a la conservación de la biodiversidad del medio selvático, lo que favorece a su vez la mejora de la producción natural y sin intervención de frutos silvestres. Las abejas son una especie en peligro de extinción y su papel en la conservación de la biodiversidad y la mejora de los rendimientos agrícolas está bien establecida. Además, la acción polinizadora de las abejas permite remediar los problemas de pérdida de biodiversidad vegetal en el bosque. La abeja actúa como centinela y agente de alerta ante los daños ambientales, es un bioindicador particularmente eficaz ya que, de hecho, está en contacto diario con los elementos bióticos y abióticos de los ecosistemas, como las plantas, el agua, el suelo y la vegetación.

«A parte del mercado local, la venta de miel de bosque ya es de interés de asociaciones extranjeras para el fomento de la apicultura en la producción de sus bosques y la lucha contra la caza furtiva, lo que garantiza su comercialización»

Descripción

Como parte del plan “Autonomía y Derechos Humanos del pueblo Baka”, se llevó a cabo por parte de Zerca y Lejos un proyecto piloto en la comunidad Bengba, donde se ha construido un hangar para almacenar productos de recolección forestal (PFNL). Este hangar (banco de semillas), además de almacén para guardar los productos que se recogen en los bosques y ser sede de la cooperativa, también está sirviendo como un lugar común para el grupo, centros de encuentro donde la población Baka puede reunirse y discutir.

Por primera vez en Camerún 5 poblados Baka pudieron crear sus cooperativas agroforestales y otros dos están a la espera de finalizar la tramitación de las suyas. A partir de estas cooperativas, estos grupos Baka son reconocidos por el gobierno como productores, por lo que se convierten en elegibles para posibles subsidios privados, del Estado o de otros socios de desarrollo.

Con la experiencia piloto de Bengba se ha comprobado los resultados que asociamos al Banco de semillas y PFNM:

  1. Fomento del tejido asociativo: Con los bancos de semillas se ha promovido el empoderamiento de los grupos, permitiéndoles la discusión organizada y la toma de decisiones participativas así como la admisión de nuevos miembros por decisión del grupo.
  2. Comercialización conjunta: Conociendo las dificultades que tiene un recolector aislado para acceder a los mercados, el grupo demuestra ser el marco ideal y preferente en la búsqueda de soluciones adecuadas. Después de cada período de cosecha de algunos productos del bosque, cada uno de los miembros del grupo ha tenido la posibilidad de almacenar pequeñas cantidades del producto recolectado y al final de la recolección, todos los miembros deciden proceder con la venta agrupada permitiendo que cada uno tenga mejores resultados económicos en la venta

Posibilidades de ahorro: El banco de semillas ha permitido también a los cooperativistas almacenar conjuntamente las semillas de algunos cultivos como el cacahuete, con un manejo conjunto del almacén para abaratar costes y lograr mantenerlo en el tiempo hasta la siguiente temporada de siembra, evitando la dependencia de los créditos para lanzar los nuevos cultivos.

Todo esto fue supervisado por Zerca y Lejos para permitir que la cooperativa Baka de Bengba se autogestione para mejorar sus condiciones de vida. Esta cooperativa se ha convertido en un gran ejemplo de otros Baka, hasta tal punto que todas las otras 6 comunidades Baka que tienen cooperativas quieren tener un banco de semillas en sus respectivas zonas para poder reproducir la venta de productos forestales no maderables. Y AQUÍ ES DONDE ENTRA PROYECTO ESPERANZA!

Entre los BAKA, la miel es un producto muy cotizado que se ofrece a personas queridas y muy importantes. Lo novedoso es poderla cultivar, ya que lo único que conocen es la recolección de ésta en panales salvajes, haciéndola un bien escaso y difícil de manejar. En 2015 se iniciaron, en conjunto con el ayuntamiento de Minton y PADI-Dja, una experiencia de formación de agentes para la producción de miel. Ya generada la conciencia del cultivo de la miel, la implementación de esta actividad no solo permitiría tener más miel para gozo y disfrute de los vecinos, sino también convertirla en una gran fuente de ingresos. La realización de esta técnica prevé el desarrollo de capacidades en las disciplinas apícolas para que la actividad pueda continuar infinitamente. Luego se seleccionará a las personas capacitadas para el mantenimiento diario de las colmenas, lo que materializa su participación en la ejecución de esta actividad.

Información técnica

Los bancos de semillas son construcciones de unos hangares de base rectangular, de 4,5m por 8m.

Constan de un una parte sin cerramientos exteriores para reuniones de 3m x 4 m y dos habitaciones cerradas, una de almacén seco de 4,5m x 2,50 m y otra de apoyo para almacén de materiales de 4,50 m. x 1,50 m.

La construcción es muy simple y es realizada con madera local para la estructura de paredes y techo y arena local para la fabricación de los bloques de cemento a pie de obra con los que se construirán las paredes. Las puertas (2) y las ventanas (2) se construirán de madera local.

Objetivos

Objetivo General: Refuerzo del tejido asociativo para la mejora de los medios de vida

Objetivo Específico: Mejorar los canales de producción, almacenamiento y comercialización de productos forestales no maderables (frutos, semillas y miel) con los siguientes resultados:

  1. Dinamización de 4 cooperativas Baka
  2. Refuerzo de las capacidades de recolecta y almacenamiento
  3. Puesta en funcionamiento de un sistema comunitario de recolecta, almacén y venta de productos forestales no maderables.
  4. Refuerzo de capacidades de los apicultores y estrategias cooperativistas en siete cooperativas (Akom, Assok, Oudoumou, Doum, Bengba; Mimbil, Ndjibot)
  5. Comercialización

Beneficiarios

El proyecto trabaja directamente con los hombres y mujeres asociados en las cooperativas de cada uno de los poblados de intervención, cooperativas en las que están representadas todas las familias. Los cooperativistas reciben formación y recursos materiales para llevar a cabo las tareas de recolección, almacenaje y venta de los productos. Las familias de los agricultores son las beneficiarias directas pues, reciben como resultado de estas actividades, los productos forestales para alimentación o como excedente para venta.

Cada uno de los pueblos en los que se interviene es beneficiario directo de este proyecto, principalmente a través de tres vías:

  1. Las formaciones son abiertas a todos aquellos interesados (aunque no sean miembros de la cooperativa) 
  2. Se aumenta el acceso a productos forestales no maderables de forma sostenible durante el año. Además, algunos de los frutos o semillas guardados en los bancos serán empleados como semillas para vecinos (futuros miembros de las cooperativas) ya que éstas permanecen abiertas en su constitución. 
  3. Otros pueblos se beneficiarán rápidamente del efecto multiplicador de éstas ya que, al tratarse de una etnia pequeña y minoritaria entre la población bantú, entre las poblaciones todas las comunidades pigmeas Baka tienen lazos familiares cruzados.

Zerca y Lejos trabaja con un total de 98 unidades familiares en los 7 pueblos con los que trabaja directamente. En la zona en la que opera(Djoum, Mintom, Bengbis y Somalomo) hay un total de cuarenta y dos pueblos Baka asentados en torno a una treintena de pueblos bantúes. La población pigmea de la región se estima en unas tres mil personas.

Beneficiarios Directos

98 familias bakas (en su mayoría). Cada una de las familias bakas de la zona está compuesta por unos 6 miembros por lo que el total de personas beneficiadas de manera directa por el proyecto sería de 588.

Beneficiarios Indirectos

630 familias bakas y 2300 familias bantúes

Qué estamos haciendo para recaudar el dinero

La recaudación de este año se empezó en la ciudad de Roma por cosas del destino…Allí el Proyecto Esperanza recibió la inestimable colaboración del Ristorante la Strega, que celebró una cena benéfica siendo todo lo recaudado destinado al proyecto de este año. 

Cartel Solidarity Aperitif La Strega

Más tarde celebramos ya en Granada una jornada de zumba benéfica en el centro deportivo Spazio Reebook en Jun con unos maravillosos profesores de zumba que animaron la mañana con una masterclass antes de disfrutar de un aperitivo donado por la Carnicería Adolfo. 

El año termina con una preciosa campaña navideña. Creamos tres modelos diferentes de gargantillas de acero inoxidable para que no tengas que preocuparte de su cuidado, piedras de ágata de diferentes colores y, pare acercarte más a la cultura baka beneficiaria del proyecto, le damos los nombres en su lengua nativa dependiendo del modelo. Wurzla (Estrella), Kiyi (Luna), Ediyén (Pájaro).