Participa de nuestros

Proyectos

Financiamos proyectos en África

La iniciativa Proyecto Esperanza consiste en reunir cada año el dinero suficiente para financiar un proyecto solidario en África. ¿Durante cuántos años? Tantos como tiene la palabra ESPERANZA, 9 letras, 9 años, 9 proyectos. Así, a cada letra de la palabra ESPERANZA le asignamos un proyecto. Por ejemplo, la primera letra de la palabra, la E, sería el aó uno, proyecto uno.

ESPERANZA

Nuestro primer proyecto surge en colaboración con la ONG Sociedad de Misiones Africanas (SMA), cuando nos llega su preocupación por la escasez de agua que se vive en el pueblo de Nikki, en Benín. Para nosotros es un placer iniciar el Proyecto de esta manera, financiando un pozo y un depósito elevado. Estrenamos la palabra ESPERANZA y empezamos el proyecto «E», su primera letra.

El proyecto correspondiente a la segunda letra de la palabra ESPERANZA, la letra «S», se materializa con el apoyo a la ONG El Baobab Solidario, presente en Miadampahonina, en la Región de Bongolava, Madagascar, donde es muy dificil acceder a la sanidad ya que no existe ningún hospital o recurso sanitario especializado en un radio de 65 Km. Por esto, en nuestro segundo año de vida, decidimos financiar un Centro de salud.

Este año hemos conocido a la ONG Afrikable cuyo objetivo es conseguir la mejoría en el aspecto social y económico de la mujer en Lamu, Kenia, donde la mayoría vive en situación de exclusión social y económica. La voluntad de Afrikable de extender esa mejoría al ámbito de la salud, nos impulsa a querer contribuir con nuestro esfuerzo a mejorar la calidad de vida de estas mujeres y sus familias. Se convierten en nuestra prioridad este año y financiamos la construcción de una Sala de maternidad y atención al parto para la letra «P».

Este año abordamos la cuarta letra de nuestro proyecto, la segunda «E», adjudicada al Instituto Jane Goodall (IJG). ¿Quién no conoce a la famosa primatóloga Jane Goodall que da nombre a esta organización? Con ellos financiamos la construcción de un pozo y un huerto y vivero comunitario en Sahoro, Guinea. Este proyecto abarca el ámbito de la seguridad alimentaria, que promoverá alternativas sostenibles en la comunidad y evitará que sus habitantes entren en conflicto con la fauna de la zona compitiendo por los recursos vitales al intentar aegurar su supervivencia, convirtiendose éstos una fuente de conflicto entre humanos y chimpancés.

La «R». Una letra con mucha fuerza. Así ha sido la recaudación de fondos que Proyecto ESPERANZA ha llevado a cabo a favor de la ONG ONGAWA para la construcción de un lavadero y un sistema de tratamiento de agua que permita eliminar la contaminación de los vertidos al río Zigi, en la comunidad de Zirai, ayudando a prevenir las enfermedades de origen hídrico de las comunidades que se abastecen del mismo, aguas abajo. ONGAWA. es una ONG cuya misión se centra en poner la ingeniería al servicio del desarrollo humano para construir una sociedad más justa y solidaria, por lo que su proyecto nos encantó, haciéndolo nuestro para darle forma a la quinta letra, la «R».

Ilusionados por la manera de trabajar que tienen, nos lanzamos a colaborar con la Fundación ICAI y «pasamos el COVID» con ellos. Con esfuerzo conseguimos reunir la financiación suficiente para la letra «A» para la financiación de una piscifactoría y unas letrinas mejoradas con un biodigestor para el centro de formación profesional en la población de Kazai, Zimbabue. La Fundación ICAI contribuye a que las personas más desfavorecidas alcancen unas condiciones de vida dignas; trabajan con ingenieros recién licenciados para que sus proyectos de final de carrera se hagan realidad, poniendo al servicio de las mismas su conocimiento y sus recursos.

Antepenúltima letra, la «N». La misión de la ONG Active África es la de mejorar la educación de los niños más pobres de Malawi y Kenia cubriendo sus principales necesidades en cuanto a alimentación y sanidad, facilitando su acceso a la escuela. Nos unimos a ellos facilitando la financiación de un pozo y unas letrinas en el colegio de Kwhapu School en la población de Benga, en Malawi, que facilitará las condiciones de vida de los alumnos que lo frecuentan y les permitirá seguir estudiando y asistir al colegio, especialmente a las niñas. Este proyecto ofrecerá nuevas alternativas, ya que a través de la educación podrán decidir el camino de su futuro más allá de la agricultura a la que están abocados.

De seguridad alimentaria en Camerún va el proyecto de este año, adjudicado a la letra «Z». Apoyamos a la ONG Zerca y Lejos y promovemos la financiación de la construcción de bancos de semillas y colmenas de abejas en distintas poblaciones del Sur de Camerún donde las poblaciones pigmeas Baka con las que trabajan viven en una situación de pobreza no sólo alimentaria sino también de desigualdad social y falta de reconocimiento de derechos humanos básicos. Este proyecto se enmarca dentro del programa de «Autonomía y derechos humanos» que la ONG lleva a cabo en la zona, por lo que se garantiza su sostenibilidad y éxito a largo plazo. Será el inicio de otros proyectos muy interesantes que redundarán en la mejora de la vida de la etnia pigmea Baka.

2024 · letra A

Esta letra para 2024. Cada cosa a su tiempo…

¿Quieres marcar la diferencia?

Ayúdanos a conseguir financiación